Model

Director Frederick Wiseman
EE.UU. / 1980 / 129 min.

En 1980, el maestro del documental crudo, Frederick Wiseman, plantó su cámara en una agencia de modelos. El resultado deslumbra.

La de modelo es una profesión solitaria. Eso se desprende del metraje de esta película que forma parte de la colección permanente del MoMA y que refleja el día a día de en una agencia de modelos del Upper East Side con el particular estilo observacional de Wiseman.

En la moda no existen ideas nuevas. Karl Lagerfeld montó un simulacro de manifestación feminista en el desfile de Chanel para la primavera-verano de 2015. En Model vemos que a alguien se le ocurrió exactamente lo mismo una década antes de que naciera Kendall Jenner. La falsa protesta es una de las escenas con las que Wiseman, que nunca incluye voz en off, bustos parlantes ni cualquiera otra de las técnicas narrativas del documental tradicional, implica que hay mucho de simulacro en esa industria. El filme arranca con una serie de modelos, hombres y mujeres, que acuden con sus portofolios a la agencia Zoli, donde generalmente se encargan de bajar sus expectativas. Después, asistimos a rodajes, desfiles y sesiones de fotos de manera que es una de las raras veces en las que se ve esta curiosa profesión que consiste en ser mirado como eso, un trabajo. Uno en el que a veces te cruzabas con Andy Warhol, que tiene un cameo en la película.