Le Temps Suspendu (Hand made with love in Frace)

Julie Georgia Bernard | Francia | 2014 | 70 min
COMPARTIR:

Para ser maestro plisador o bordador hace falta devoción, paciencia y talento. Un tributo a los oficios de la moda.

Los directores creativos de las grandes marcas llegan, hacen mucho ruido y se van, dejando, con suerte, el recuerdo de un par de buenas colecciones. Todo lo contrario a lo que pasa en Lognon, La Forme o Lesage, los talleres artesanos que dan sentido a la Alta Costura y en los que todo se hace igual que hace cien años.

 

 

 

¿Quién ha hecho su vestido?

Dior

No, pero ¿quién?

¡¡¡Dior!!!

Respuesta incorrecta. La falda de alta costura que lleva una kuwaití a los desfiles de París está pensada por Raf Simons pero confeccionada por Gérard Lognon, cuarta generación de maestros del plisado. También el bisabuelo de Bruno Legeron hacía ya flores de tela para Balmain y Lanvin y su madre las confeccionó para Yves Saint Laurent. Los desfiles de Arts et Métiers de Chanel han hecho algo en los últimos años por visibilizar a estas casas artesanas, y a otras como Lesage, especializada en bordados, o Lemarié, creadores de plumas. Pero su labor sigue siendo muy desconocida. Un vistazo a sus talleres, en los que “jamás ha entrado una máquina”, sirve para explicar al más escéptico la diferencia que hay entre la Alta Costura y la fast fashion.