Bill Cunningham New York

Richard Press | Estados Unidos | 2010 | 84 min
COMPARTIR:

Lo suyo no es street style, son retratos hechos con emoción y empatía. Por algo el fotógrafo del New York Times es la persona más querida en el ecosistema de la moda.

Durante más de 30 años, el fotógrafo Bill Cunningham se ha dedicado a plasmar los especímenes más interesantes de su ciudad para el New York Times. Subido a su bicicleta Schwinn, vestido con su característica americana azul añil y armado con su irresistible encanto, llega, dispara y se va. Todo menos reclamar protagonismo.

 

 

Cuando alguien se ponga a detallar todas esas cosas que dan mala fama a la gente de la moda –que si frívolos, que si superficiales, que si trepas, que si consumistas– habrá que recordarle que también existe Bill Cunningham. El fotógrafo del New York Times podría haber hecho un ejercicio de branding con su nombre, y más desde el estreno del documental, o haber canjeado sus excelentes contactos por algo más de fama y dinero, pero ha preferido mantenerse siempre en un segundo o tercer plano y seguir con lo que le gusta, sacar fotos en riguroso analógico en las calles de su ciudad y conseguir que la ropa tenga vida. El legendario crítico Roger Ebert dijo de esta película cuando se estrenó en 2010 que le hizo feliz cada minuto que pasó viéndola. No es por llevar la contraria al fallecido Ebert pero a ratos esa felicidad se mezcla con melancolía, cuando Cunningham habla o mejor dicho no habla de su vida personal. Todo un asceta de la moda.